Club del suscriptor de Ultima Hora

Jueves, 21 octubre 2021 - 10:34
Palma algo de nubes
Inca cielo claro
Manacor cielo claro

Reportajes

23-Oct-2017 | clubdelsuscriptor.com

Rusia a cuerpo de zar

De la mano de Viajes Fama, un grupo de suscriptores del Club de Última Hora conoció los secretos de la fascinante Moscú y la esencia imperial de San Petersburgo

Envía un mensaje


Medio centenar de viajeros del Club del Suscriptor ha disfrutado de toda una semana en Rusia, conociendo la tierra de los zares. De la mano de Viajes Fama y Juan, del Club, los afortunados suscriptores dejaron atrás la cálida Mallorca para sumergirse en el frío otoño ruso, con temperaturas mínimas de 4 grados, gozando de una metereología excelente, ideal para conocer el país en toda su esencia.

Casi 4.000 kilómetros separan la capital rusa de Palma, así que la primera jornada del viaje, que arrancó el 9 de octubre, se dedicó a viajar hacia Moscú, pasando por Zurich. Los días 10 y 11, el grupo de suscriptores se lanzó a conocer los rincones más destacados de la ciudad. La Plaza Roja es el centro neurálgico de Moscú, una ciudad dentro de la ciudad que supone un punto ineludible en toda visita a Rusia que se precie. Tampoco faltaron en la agenda de visitas el Kremlin y su famoso recinto amurallado, que acogió a la familia real rusa y, después, fue el epicentro político de la antigua URSS. La Catedral de San Basilio, levantada durante el mandato de Iván el Terrible, o la Catedral de la#Asunción fueron otros monumentos visitados.

El barrio de Arbat fue otra de las etapas que encantó a los suscriptores. Sus calles peatonales, están repletas de restaurantes, tiendas de artesanía, cafeterías y artistas callejeros, que aportan un sabor singular a la barriada. El metro de Moscu, por su parte, fue otro de los puntos destacados. Y es que por algo es conocido como el ‘Palacio Subterráneo’, con túneles repletos de frescos, mosaicos y esculturas, que rivalizan en belleza con los monumentos más emblemáticos del país.

Tras seguir el rastro de los zares y degustar la comida típica del país, el grupo de viajeros emprendió rumbo a San Petersburgo. A bordo del tren Flecha Roja, los suscriptores conocieron al icono del ferrocarril ruso, un tren cama que recorre 635 kilómetros en ocho horas y que fue el medio de transporte de la alta burguesía y, después, de los mandatarios soviéticos.

Después de una reconfortante noche a bordo del Flecha Roja, el medio centenar de mallorquines llegó a San Petersburgo. Una ciudad monumental construida por Pedro el Grande, a orillas del río Neva, que se levanta sobre 42 islas. Sus canales y ríos recuerdan a Venecia. Es la ciudad imperial de Pedro el Grande, que acogió a la dinastía de los Romanov, y que aún desprende ese aura de ciudad monumental. No en vano se dice de ella que es un museo al aire libre por la cantidad de edificios que mantienen vivo su esplendoroso pasado.

Durante esas horas pudieron conocer la Avenida Nevsky, la principal arteria de la ciudad; el metro, la Plaza del Senado, la fortaleza de Pedro y Pablo o la catedral de San Isaac, el mayor monumento religioso de la ciudad que es capaz de acoger a 14.000 fieles.

La célebre iglesia de San Salvador de Sangre Derramada es todo un ejemplo de arquitectura típica de Rusia y una imagen típica de las postales turísticas del lugar.

San Peterburgo da para mucho, y el día 13 de octubre la comitiva de viajeros del Club del Suscriptor, acompañados por un guía, terminaron de conocer los rincones más significativos de la ciudad. El Museo Hermitage merece en sí mismo un día completo de visita. La antigua residencia de zares ahora mismo es uno de los museos más destacados de todo el mundo, con más de tres millones de obras de arte. Como colofón de la jornada, nada mejor que un paseo por las aguas del río Neva.

Por la noche, algunos de los viajeros acudieron a un pequeño palacio típico del país para asistir a un espectáculo de folclore tradicional.

El día 14, otra jornada más en San Petersburgo. Los socios conocieron la residencia de verano del zar Pedro I, conocido como el ‘Versalles ruso’, con unos jardines que superan las 1.000 hectáreas.

Al día siguiente, los viajeros regresaron a Palma vía Zúrich, con la satisfacción de conocer uno de los destinos turísticos más fascinantes.

Publicar un comentario

Comentar


* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.

Sobre el blog

Abrimos nuestro propio Blog para dar a conocer nuestras actividades (excursiones, viajes, premios, concursos, etc.) a la comunidad de suscriptores y lectores de Ultima Hora. A través de esta web podrás ver y compartir opiniones sobre todo lo que ocurre a diario en el Club del Suscriptor.

Enlaces